Productos para piscinas

Los productos para piscinas son necesarios para un tratamiento químico adecuado para evitar una amplia variedad de posibles problemas, como la formación de sarro y manchas, agua turbia, corrosión en las superficies y equipos de la piscina, y para que el desinfectante usado pueda actuar correctamente.

Hay productos para piscinas para regular los ...

Los productos para piscinas son necesarios para un tratamiento químico adecuado para evitar una amplia variedad de posibles problemas, como la formación de sarro y manchas, agua turbia, corrosión en las superficies y equipos de la piscina, y para que el desinfectante usado pueda actuar correctamente.

Hay productos para piscinas para regular los diferentes factores de su agua: factores químicos (el pH, la alcalinidad total, la dureza del calcio, minerales productores de manchas y sólidos totales disueltos), factores biológicos (eliminación de bacterias, oxidación de materia orgánica y prevención de las algas) y factores físicos (floculación para ayudar a la filtración).

Productos para piscinas para regular factores químicos:

Regulación del pH del agua de las piscinas

Minoradores de pH para piscinas

Los minoradores de pH para piscina sirven para disminuir el pH cuando este es superiror a 7,8

Incrementadores de pH para piscinas

Los productos incrementadores de pH se utilizan para hacer subir el pH cuando este es inferior a 7,2

 

Regulación de la alcalinidad total del agua de las piscinas

La alcalinidad total indica la cantidad de componentes alcalinos (carbonatos, bicarbonatos e hidróxidos) disueltos en el agua de una piscina. La alcalinidad tiene un papel importante como efecto regulador de los cambios de pH (efecto tampón).

 

Regulación de la dureza cálcica del agua de las piscinas

El intervalo óptimo de la dureza debe estar situado entre 175 y 300 ppm de CaCO3, favoreciendo así la obtención de un agua equilibrada. Cuando la dureza se sitúa, debido a las aguas de aportación, por encima pueden producirse problemas de incrustaciones, de aguas turbias, etc.

Incrementador dureza cálcica de aguas de las piscinas

Para incrementar la dureza cálcica cuando ésta sea inferior a 175ppm

Minoradores de dureza cálcica de aguas de las piscinas

Para reducir el contenido en calcio del agua (previene la aparición de las incrustaciones calcáreas).

 

Productos para piscinas para regular factores biológicos:

 

Productos para la desinfecció del agua de las piscinas

La desinfección es el proceso para controlar las bacterias del agua.

Cloro para piscinas

El cloro para piscinas es el producto mas popular para la desinfección del agua de piscina por su alta eficacia, facilidad de control y coste relativamente bajo. Hay diferentes tipus de cloro para piscinas: el tricloro, el dicloro, el hipoclorito sódico y el hipoclorito cálcico

Bromo para piscinas

El bromo para piscinas ofrece la ventaja de ser un desinfectante altamente eficaz incluso con valores de pH hasta 8 y a altas temperaturas. Además no forma substancias irritantes y no desinfectantes como las cloraminas.

Productos antialgas para piscinas

El antialgas para piscinas o algicida previene la formación de algas en la piscina, la cuales son uno de los microorganismos vivos más robustos y más extensos en este planeta. Son formas microscópicas de vida vegetal y pueden ser introducidas en agua por el viento y la lluvia ya que están flotando en al atmósfera. 

Productos para piscinas para factores físicos

Floculante para piscinas

El floculante para piscinas es capaz de agrupar partículas muy pequeñas (coloidales) de materiales que enturbian el agua introducidas por el aire y/o los bañistas, en partículas de mayor tamaño y peso, las cuales pueden ser retenidas por los filtros con facilidad, o bien decantarse en el fondo de la piscina, facilitándose con ello su posterior eliminación.

Más

Productos para piscinas No hay productos en esta categoría

Subcategorías

  • Bromo para piscinas

    El bromo para piscinas se ha considerado siempre como un desinfectante con las mismas propiedades que el cloro. No obstante, en el contexto de tratamiento de aguas de piscina sus propiedades son superiores, sobretodo en aguas climatizadas.

    En piscinas tratadas con bromo, aunque se forma bromo combinado (bromaminas), este no produce olores ofensivos ni irritaciones oculares como sucedes con el cloro combinado (cloraminas) ya que las bromaminas, a diferencia de la cloraminas, son buenos desinfectantes con una actividad casi equivalente al bromo libre.

    Bromo para piscinas y pH

    Cuando el bromo para piscinas se agrega al agua se forma acido hipobromoso (HOBr), que es similar al ácido hipocloroso formado por el cloro. Sin embargo, a diferencia del cloro, la cantidad de acido hipobromoso que se forma depende menos del pH del agua que en el caso del cloro. En un intervalo de pH de entre 7,2 y 7,8 prácticamente se forma la misma cantidad de acido hipobromoso.

    Bromo para piscinas: su análisis

    Dado que las bromaminas son buenos desinfectantes y no producen malos olores ni irritaciones, no es necesario realizar un análisis para medir el bromo libre y otro análisis para medir en bromo combinado. Solo es necesario medir el bromo total.

    Este análisis se puede realizar con el fotómetro para piscinas Scuba II y con el reactivo DPD 1, multiplicando el valor obtenido por 2,25.

    Bromo para piscinas en spas y jacuzzis

    El bromo para piscinas ha logrado una amplia aceptación como a desinfectante en piscinas climatizadas, spas y jacuzzis ya que el agua caliente y turbulenta tiende a aumentar la cantidad de desechos presentes en ella. Esa acumulación de materia orgánica, si se usara cloro, ejercería presión sobre él generando olores ofensivos y irritaciones como consecuencia de la acumulación de cloro combinado. El bromo no tiene este problema.

    Bromo para piscinas: sus distintas formas

    El bromo para piscinas se encuentra disponible en el mercado en forma de tabletas de bromo-cloro dimetilhidantonia y en forma de bromuro sódico para un sistema de dos productos.

    Bromo para piscinas: tabletas de bromo-cloro

    Las tabletas de bromo-cloro dimetilhidantonia (BCDMH) son muy populares a nivel mundial. Son un compuesto orgánico que contiene moléculas de bromo (61%) y de cloro (27%) en forma de tableta. En estas tabletas el cloro actúa como a oxidante y no como a desinfectante. 

  • Cloro para piscinas

    El cloro para piscinas es el desinfectante usado con mayor frecuencia en la desinfección de piscinas. El cloro para piscinas se encuentra disponible en el mercado de muchas formas y que, básicamente, son la siguientes: hipoclorito de sodio (hipoclorito sódico, cloro líquido, lejía,...), el dicloro (cloro rápido granulado, cloro choque, etc...), el tricloro (acido tricloroisocianúrico, cloro lento o de mantenimiento, tabletas de cloro lento, cloro estabilizado, etc...) y el hipoclorito de calcio (hipoclorito cálcico, hypocal, cloro granulado o en tabletas no estabilizado).

    Independientemente de qué forma de cloro se use, todas producen el mismo desinfectante activo cuando se agregan al agua: acido hipocloroso.

     

    Cloro para piscinas: hipoclorito sódico

    El hipoclorito sódico se presenta en disolución acuosa, normalmente con un contenido de un 15% de cloro, es de un cloro amarillento, con el típico olor a lejía y de tacto viscoso.

    El tratamiento con hipoclorito sódico es ampliamente usado en piscinas, principalmente por su bajo coste.

    Es un producto poco estable y que tiene una vida media de 100 días, esto significa que pierde concentración durante su almacenaje, el cual requiere mucho más espacio que otros productos clorados.

    Hay que tener en cuenta que el hipoclorito sódico altera el pH del agua asiéndolo subir, con lo cual es necesario dosificar un minorador de pH para mantener el valor del pH entre 7,2 y 7,6 para que el producto trabaje correctamente.

     

    Cloro para piscinas: tricloro

    El tricloro o ácido tricloroisocianúrico es un producto sólido que contiene un 90% de cloro activo. Al disolverse en agua libera ácido hipocloroso y ácido cianúrico.

    Es un producto que se disuelve lentamente de forma que va actuando de forma progresiva, manteniendo un nivel de cloro activo adecuado en el agua de la piscina.

    El tricloro apenas modifica el pH del agua con lo cual la necesidad de un producto corrector de pH es baja.

    Al ser un compuesto sólido y concentrado es fácil de manejar y dosificar, y requiere poco volumen de almacenamiento.

    El tricloro es un producto estabilizado, contiene acido cianúrico que protege el acido hipocloroso de su destrucción por los rayos del sol. No obstante, hay que controlar la concentración de cianúrico del agua ya que su concentración excesiva retarda la acción del cloro.

     

    Cloro para piscinas: hipoclorito cálcico

    El hipoclorito de calcio es una alternativa al hipoclorito sódico ya que se mantiene estable durante su almacenamiento. Comercialmente está disponible en granulado o tabletas y suele contener entre un 65 y un 70% de cloro disponible.

    El hipoclorito de calcio granulado se suele dosificar a mano cómo tratamiento de choque, no obstante también se puede disolver y dosificar con bomba.

    El hipoclorito cálcico en tabletas se coloca en dosificadores off line por gravedad por dónde pasa el agua de la piscina o bien se coloca en el cesto del skimmer en las piscina domésticas.

    El hipoclorito cálcico es un producto alcalino con un pH de entre 11 y 12 con lo cual es necesario usar un ácido para corregir el pH de la piscina.

     

    Cloro para piscinas: dicloro

    El dicloro es un producto granulado que normalmente contiene un 55% de cloro disponible. Es un compuesto altamente soluble lo que lo hace ideal para ser aplicado directamente en la piscina. Además contiene un pH casi neutro, lo que significa que no afecta al pH del agua de la piscina.

    Cuando el dicloro se disuelve en el agua libera acido hipocloroso y ácido cianúrico, es importante controlar este último ya tienda a aumentar en el agua de la piscina hasta que deriva en una situación en la que bloquea la acción del cloro. 

  • Ajustar pH piscina

    Para ajustar el pH de la piscina existen dos tipos de productos: unos para bajar el pH y otros para subir el pH.

    El pH indica el grado de acidez o alcalinidad de una solución acuosa. La escala de valores pH va de 0 (alta acidez), pasando por 7 (neutra), hasta 14 (alta alcalinidad). Es imposible obtener un agua en óptimas condiciones si se olvida o no se le presta la atención debida al pH de la misma. Un pH demasiado alto producirá: - Turbidez en el agua. - Formación de escamas o incrustaciones. - Irritación en los ojos, oídos, nariz y garganta de los bañistas. - Dificulta y retarda la eficacia del desinfectante encargado de eliminar los microorganismos del agua. Son muchos los factores que alteran el pH del agua: - La naturaleza química (dureza) de la propia agua de aportación. - Productos químicos que se dosifican tales como hipoclorito sódico o de calcio, tricloro, etc. - Las partículas que son introducidas en la piscina a través del aire o por los bañistas (suciedad, cremas, sudor, polvo, orina, etc.).

  • Antialgas para piscinas

    Los antialgas para piscinas son el producto ideal para prevenir la formación de algas en la piscina. Las algas son microorganismos autótrofos vegetales que se introducen en el agua de  la piscina por el viento y la lluvia.

    Antialgas para piscinas preventivos

    Son productos para prevenir y evitar la proliferación de algas cuando falla el programa de desinfección. Dada la naturaleza volátil del cloro y del bromo, su nivel se puede perder con muy poco tiempo si hay por un fallo de la depuradora, del operador, por una carga de baño alta, etc... Si se produce una de estas circumstáncias las algas pueden proliferar en cuestión de horas. No obstante, si en el agua de la piscina hay un producto antialgas, este actuará como medio preventivo, como una póliza de crédito hasta que el sistema de desinfección vuelva a funcionar con normalidad.

    Antialgas para piscinas espumantes

    Son antialgas para piscinas compuestos de amonios cuaternarios, en base cloruro de benzalconio (=CB).

    Son los más potentes puesto que tienen un tensioactivo catiónico que actúa disminuyendo la adherencia de las algas sobre las paredes.

    Antialgas para piscinas CTX-500

    Compuesto de acción rápida, formulado a base de productos de carácter tenso-activo con un elevado poder bactericida, algicida y fungicida, destinado a evitar la formación y desarrollo de algas en el agua de la piscina.

    Antialgas para piscinas no espumantes

    Son altialgas para piscinas compuestos de polímeros de amonio cuaternario, en base de polímero de amonio cuaternario o Poliquat. No forman espumas al no haber tensioactivos.

    Antialgas extra o CTX-530

    Antialgas para piscinas eliminadores de fosfatos

    Estos productos antialgas para piscinas eliminan los fosfatos, uno de los nutrientes de las algas. Están basados en una sal de lantánido.

    Antialgas para piscinas de choque

    Son productos para destruir las algas cuando estas ya han proliferado en el agua.

    Antialgas Depredator CTX

    Es un potente producto concentrado a base de Polímetro de cloruro de amonio cuaternario y sales soluble. Este producto antialgas para piscinas consigue destruir cualquier tipo de algas, es tan potente que elimina hasta el alga negra. Se puede utilizar en cualquier tipo de piscina, tanto de gresite, fibra, azulejo, liner. La dosis dependerá del tipo de alga a tratar y su proliferación en el agua. La dosis aproximada es de 1 litro para 30 o 50 m3.

  • Floculante para piscinas

    El floculante para piscinas es capaz de agrupar partículas muy pequeñas (coloidales) de materiales que enturbian el agua introducidas por el aire y/o los bañistas, en partículas de mayor tamaño y peso, las cuales pueden ser retenidas por los filtros con facilidad, o bien decantarse en el fondo de la piscina, facilitándose con ello su posterior eliminación. Debido a la eliminación física de esta partículas, se reduce considerablemente el consumo de desinfectantes.

  • Limpiadores

    Productos para la limpieza de piscinas y spas

  • Estabilizante cloro

    Evita la rápida destrucción del cloro no-estabilizado, provocada por los rayos ultravioletas del sol prolongando su acción desinfectante en el agua de las piscinas.

  • Oxígeno activo

    Producto oxidante granulado, sin cloro, para tratamiento de choque. Elimina los contaminantes orgánicos y las cloraminas del agua.

  • Hibernación
  • Reguladores dureza...

    Los reguladores de dureza cálcica sirven para ajustar el nivel del contenido de calcio del agua de la piscina. El intervalo óptimo de la dureza debe estar situado entre 175 y 300 ppm de CaCO3, favoreciendo así la obtención de un agua equilibrada.

    La dureza total (T.H.) indica el contenido mineral del agua, que es una combinación de los iones Calcio y Magnesio (Mg2+). Otros minerales tales como el hierro y el manganeso tienen una contribución mucho menor.

    - Agua dulce: 0 < TH < 10º HF

    - Agua dura: TH > 35º HF

    La dureza cálcica y magnésica es debida al proceso natural de lixiviación, que se produce cuando el agua superficial y subterránea entran en contacto con el suelo, que contiene sales

    cálcicas y magnésicas (bicarbonatos, carbonatos, sulfatos, cloruros, hidróxidos y ocasionalmente nitratos).

     

    Medición de la dureza cálcica

    La dureza total se puede medir fácilmente con el fotómetro para piscinas Scuba II o otro fotómetro superior, y los reactivos correspondientes.

     

    Incrementador de dureza cálcica

    El incrementador de dureza cálcica sirve para subir el nivel del contenido de calcio del agua de la piscina cuando este sea inferior a 175 ppm.

    Los problemas asociados a una dureza demasiado baja son los siguientes:

    - Deterioro del vaso (disolución de las juntas, picaduras en partes metálicas,...)

    - Agua agresiva por corrosión

     

    Minorador de dureza cálcica

    El minorador de dureza cálcica sirve para bajar el nivel del contenido de calcio del agua de la piscina cuando este sea superior a 300 ppm.

    Los problemas asociados a una dureza demasiado alta son los siguientes:

    - Formación de incrustaciones

    - Calcificación de filtros

    - Agua turbia

    - Ineficacia del intercambiador

    - Reduce la circulación

    - Superficies de piscina rugosas

    - Irritación de ojos

  • Alcalinidad

    La alcalinidad total indica la cantidad de componentes alcalinos (carbonatos, bicarbonatos e hidróxidos) disueltos en el agua de una piscina. La alcalinidad tiene un papel importante como efecto regulador de los cambios de pH (efecto tampón).

  • Sal para piscinas

    La sal para piscinas, utilizando corriente eléctrica de bajo voltaje, se puede convertir en cloro libre. Este procesos es conocido como electrólisis salina o del cloruro sódico.

    La electrólisis es un proceso para separar un compuesto en los elementos que lo conforman, utilizando para ello la electricidad. Los sistemas de electrolisis salina generan cloro a partir de la
    sal común disuelta en el agua. La sal necesaria para su funcionamiento debe ser añadida
    una sola vez a la piscina en una concentración de 4-6 g./l. (6 veces inferior a la del agua
    del mar) y similar a un suero fisiológico o a la lágrima humana.

    Sal para piscinas: ventajas

    Este sistema tiene la ventaja del bajo coste de transporte, almacenamiento y gestión, comparado con otros sistemas.

    Además ele cloruro sódico trabaja en un ciclo cerrado, no hay consumo de sal, ya que el ácido hipocloroso, una vez que ha reaccionado con la materia orgánica y con los patógenos para destruirlos, vuelve a convertirse en cloruro, y el ciclo puede repetirse.

    Sal para piscinas: concentración

    La concentración óptima de sal en el agua es de 1,5 a 3 gramos/litro, lo cual proporciona un ligero sabor salado al agua de la piscina. Esta concentración de sal es prácticamente imperceptible ya que es 6 veces inferior a la del agua del mar (como la que contiene una lágrima).

    Sal para piscinas: la electrólisis del cloruro sódico

    La sal para piscinas se utiliza para la electrolisis del cloruro sódico (sal común), que es una de las formas de suministrar cloro a una piscina mediantes su generación in situ.

    El cloro generado en el ánodo es inestable en el rango del pH típico del agua de una piscina (7,0- 8,0) transformándose en ácido hipocloroso/hipoclorito.

    En el cátodo se produce hidrógeno, por reducción del ión H+ del agua. En el seno de la disolución quedan iones Na+ y OH-. Todos los iones se recombinan para producir ácido hipocloroso, el verdadero agente desinfectante.

  • Spas y saunas

    En esta sección encontrarás productos para spas y saunas.