¡Precio rebajado! cloro rápido ctx-200 Ver más grande

Cloro rápido granulado CTX-200/gr ClorShock 55 %

Cloro rápido granulado. Dicloro granulado de disolución rápida, altamente estabilizado y con un contenido del 55% en cloro útil, para el tratamiento de agua en piscinas.

Más detalles

En stock

92,57 € (IVA incluido)

-50%

185,13 €

  • Tambor 25 Kg.
  • Caja 4 x 5 Kg.
  • Palet 450 Kg (18 tambores)

Más información

Cloro rápido granulado. Dicloro granulado de disolución rápida, altamente estabilizado y con un contenido del 55% en cloro útil, para el tratamiento del agua en piscinas.

El cloro rápido granulado CTX-200/gr es ideal para:

El cloro rápido granulado es ideal para tratamientos de choque para cualquier tipo de piscinas. Sirve fundamentalmente para la recuperación de aguas cuando hemos descuidado su tratamiento o para momentos en los que hemos tenido una gran afluencia de bañistas o después de una tormenta. Es bueno tenerlo siempre a mano para cualquier emergencia y momentos puntuales.

Valor añadido del cloro rápido granulado CTX-200/gr:

Debido a su alta solubilidad en agua, se obtiene rápidamente la cantidad necesaria de cloro residual.

Ofrece ante otros productos una mayor estabilidad frente a los rayos ultravioletas del sol. No modifica el pH del agua.

Es un producto especialmente indicado para la desinfección en piscinas fabricadas con poliéster, liner, pintadas o vinilo, debido a su rápida disolución, lo cual evita la decoloración sobre este tipo de superficies.

Consejos de uso del cloro rápido granulado CTX-200/gr:

Tratamiento inicial con cloro rápido granulado CTX-200/gr:

Añadir 15 gr. de cloro granulado rápido por cada m3 de agua. Transcurridas 2 horas, ajustar el pH del agua entre 7,2 - 7,6 utilizando Minorador de pH sólido CTX-10 ó Incrementador de pH sólido CTX-20.

Tratamiento de mantenimiento con cloro rápido granulado CTX-200/gr:

Con el pH del agua ajustado, añadir diariamente de 1 a 3 grs. de cloro rápido granulado por cada m3 de agua.

Estas dosis son de carácter orientativo y pueden ser modificadas en función de las características propias de cada piscina, climatología, etc.

El cloro residual libre deberá estar situado entre 0,5-2 mg/l. valor que se medirá fácilmente utilizando el fotómetro para piscinas Scuba II o un estuche analizador de cloro y pH. Este control deberá efectuarse un mínimo de 2 veces al día.

Introducir la dosis necesaria de producto en el interior de un skimmer, poniendo a continuación en funcionamiento el equipo de filtración, para poder de esta manera ser disuelto el producto, al circular el agua a través de este skimmer.

También se puede repartir la dosis de producto sobre la superficie de la piscina por un igual.

Su fácil disolución en agua, también permite a través de una bomba dosificadora automatizar la desinfección del agua en la piscina. El cloro residual libre obtenido en el agua,

El tratamiento inicial (Supercloración), deberá repetirse siempre que se aprecie una falta de transparencia en el agua.

La adición de producto se realizará preferentemente al atardecer y sin la presencia de bañistas en el agua de la piscina.

10 productos más en la misma categoría:

Los clientes que compraron este producto también han comprado...