¡Precio rebajado! Minorador de pH sólido Q-Minus Ver más grande

Minorador de pH sólido para piscinas

Producto sólido granulado, para ajustar el pH del agua de la piscina cuando éste sea superior a 7,6. Es indispensable para un óptimo tratamiento del agua y para evitar las molestias que un desequilibrio de pH puede producir en la piel y los ojos de los bañistas.

Más detalles

En stock

47,61 € (IVA incluido)

-42%

82,09 €

  • Caja 4 x 8 Kg.

Más información

Producto sólido granulado, para ajustar el pH del agua de la piscina cuando éste sea superior a 7,6. Es indispensable para un óptimo tratamiento del agua y para evitar las molestias que un desequilibrio de pH puede producir en la piel y los ojos de los bañistas.

 

ESPECIFICACIONES:

 

   

Densidad

1,400 – 1,450 g/cc

pH

1,00 – 1,20 (25ºC)

Estabilidad

Mínimo 3 meses

Composición

Bisulfato sódico

Aspecto

Polvo cristalino amarillento

 

Producto homologado por la Dirección General de Salud Pública y de Consumo Nº 08 – 70 - 1757.

Caja de 4 cubos de 8Kg

 

ADVERTENCIAS:

 

  • Características:

Producto clasificado como IRRITANTE.

  • Transporte: NO precisa TRANSPORTE para materias PELIGROSAS. 
  • Almacenaje: mantener los recipientes cerrados. Almacenar en zona aireada. No es combustible ni inflamable. Conservar en condiciones ambientales que oscilen entre 5º y 30º.
  • Identificación de los peligros:

-       Presenta los peligros de su función básica.

-       Efectos principales ligados a la propiedades irritantes.

-       Irritante para las mucosas, piel y ojos.

 

DOSIFICACIÓN:

 

Añadir 1,5Kg. de pH MINUS para disminuir en 0,2 unidades el pH de 100 metros cúbicos de agua.

Diluir la quantidad necessaria de pH MINUS en agua y addicionar dicha solución sobre la superfície de la piscina.

El valor del pH del agua deberá estar situado entre 7,2 y 7,6 y su control se realizará diariamente por medio de un estuche analizador de pH.

El pH indica el grado de acidez o alcalinidad de una solución acuosa. La escala de valores pH va de 0 (alta acidez), pasando por 7 (neutra), hasta 14 (alta alcalinidad). Es imposible obtener un agua en óptimas condiciones si se olvida o no se le presta la atención debida al pH de la misma.

Un pH demasiado alto producirá:

-       Turbidez en el agua.

-       Formación de escamas o incrustaciones.

-       Irritación en los ojos, oídos, nariz y garganta de los bañistas.

-       Dificulta y retarda la eficacia del desinfectante encargado de eliminar los microorganismos del agua.

Son muchos los factores que alteran el pH del agua:

-       La naturaleza química (dureza) de la propia agua de aportación.

-       Productos químicos que se dosifican tales como hipoclorito sódico o de calcio, tricloro, etc.

-       Las partículas que son introducidas en la piscina a través del aire o por los bañistas (suciedad, cremas, sudor, polvo, orina, etc.).

4 productos más en la misma categoría:

Los clientes que compraron este producto también han comprado...